695 94 38 29 contacto@atecnis.com

      El análisis DAFO, también llamado FODA o DOFA, es una herramienta para determinar la situación de una compañía o proyecto empresarial. Nos permite estudiar tanto las características internas (debilidades y fortalezas) como las externas (amenazas y oportunidades) de nuestra actividad. Par así obtener información que nos permite tomar mejores decisiones en el futuro.

      Si quieres saber más sobre este tema, te aconsejamos que no te levantes del asiento, ya que en la entrada de hoy vamos a hablar del análisis DAFO y sus principales usos para tu negocio.

       

      ¿Para qué sirve el análisis DAFO?

      Como hemos comentado, el objetivo de este análisis es conocer la realidad de nuestra empresa o los productos que hemos lanzado al mercado. Supone un excelente punto de partida para pymes y autónomos que acaban de empezar, ya que recoge las estrategias necesarias para que nuestra actividad sea viable a largo plazo.

      Pero no solo es útil para aquellas empresas que empiezan desde cero. El análisis DAFO también es una técnica muy eficaz para conocer la situación de un negocio creado hace tiempo. En ambos casos, el proceso se divide en el análisis interno y el externo.

       

      ¿Cómo puedo realizar un análisis DAFO?

      El análisis interno se centra en las fortalezas y debilidades de una empresa. Mientras que el análisis externo se encarga de detectar las amenazas y oportunidades que aparecen en el mercado. Esta información nos proporcionará una enorme seguridad a la hora de definir las estrategias de nuestra actividad, corregir lo que no funciona y potenciar nuestros puntos fuertes.

       

      Análisis interno: debilidades y fortalezas

      En este apartado se estudian distintas variables como los recursos humanos, las acciones de marketing o las finanzas. En cuanto a la producción, se analizan los costes de los productos y servicios, la calidad de los mismos y su innovación. También se tiene en cuenta la cuota de mercado a la que accedemos, nuestro posicionamiento, liquidez o los canales de distribución.

       

      Análisis externo: amenazas y oportunidades

      Poner la atención en el entorno empresarial que nos rodea nos preparará mejor para cualquier imprevisto que surja en el futuro. Por supuesto, nos interesa mucho saber lo que hace la competencia, qué productos lanza y las campañas de publicidad que utiliza. Sin olvidarnos de la evolución de la demanda, las tendencias entre los consumidores y el comportamiento del mercado en la actualidad.

       

      Definir las estrategias

      Una vez que tenemos toda la información sobre objetivos comerciales y la organización productiva, estamos en disposición de definir las mejores estrategias para nuestro negocio. Los objetivos deben ser reales, cuantificables y jerarquizados, sin caer en el error de establecer unas metas demasiado optimistas.

      Dependiendo de nuestra situación, podemos elegir entre estrategias defensivas, ofensivas, de reorientación o de supervivencia. Las empresas que se decantan por estrategias defensivas están mejor preparadas para enfrentarse a los cambios del mercado. Son propias de marcas que han perdido presencia y buscan rentabilizar al máximo los clientes que le quedan.

      Por el contrario, las estrategias ofensivas son propias de negocios que están creciendo y quieren ampliar su influencia sobre el mercado. Así como afianzar su liderazgo en el sector y promocionar de forma más agresiva sus nuevos productos y servicios.

      ¿Quieres aprovechar las nuevas oportunidades? Entonces deberías llevar a cabo una estrategia de reorientación, que se basa en crear nuevos sistemas de negocio para obtener unos resultados distintos. Como por ejemplo, cambiar nuestro target a un público más joven.

      Y finalmente, tenemos las estrategias de supervivencia, que solo debemos desarrollar cuando nuestra empresa se encuentra rodeada de fuertes amenazas externas. Durante la misma, tendremos que administrar con cuidado los recursos disponibles, tener mucha paciencia y esperar a que el mercado evolucione hacia una situación más favorable.

      Una vez conocido qué es el análisis DAFO, te recomendamos leer nuestro artículo sobre el Lean Canvas, otra herramientas de análisis empresarial muy útil.