695 94 38 29 contacto@atecnis.com

      Vamos a indicarte el precio de una Auditoría SEO. Analizaremos cómo se realiza, el momento adecuado, las tarifas y las ventajas de hacerla.

      Tu posicionamiento orgánico está bajando. Pierdes visitas y conversiones. Y aunque lo has probado todo para solucionarlo, tu proyecto online cada vez tiene menos visibilidad en los motores de búsqueda. ¿Te suena familiar? ¿Qué es lo que ocurre?

      Pues que el mundo del marketing digital es muy complejo. Requiere conocimientos avanzados y una actualización constante para adaptarse a los cambios de Google. Por lo que es bastante común que el emprendedor medio cometa fallos sin saberlo.

      En casi todos los casos, la mejor solución pasa por realizar una auditoría SEO. Un trabajo que solo los profesionales altamente cualificados pueden terminar con éxito. Las ventajas son enormes, ya que detectará los puntos débiles de tu negocio. Y también los fuertes, para así explotarlos al máximo.

      En la entrada de hoy vamos a hablar de las principales características de este servicio. Veremos cuándo es necesario llevarlo a cabo. Y los principales elementos que afectan al precio de una auditoría SEO.

       

      ¿Cuál es el precio de una Auditoría SEO?

      Tal como vamos a analizar en este artículo, el precio depende de muchos factores. Existen auditorías SEO que empiezan desde los 100 € + IVA, hasta otras que se pueden ir perfectamente hasta los 5.000 € + IVA. Todo depende del número de tareas a realizar, el tamaño de la web, su recorrido, etc… Si quieres que estudiemos tu caso, accede a nuestro apartado de Auditoría SEO para hacer tu diagnóstico.

       

      ¿Qué es una auditoría SEO?

      En pocas palabras, una auditoría SEO es un análisis exhaustivo de todos los elementos que influyen en el posicionamiento de una página web. El objetivo es identificar los errores que la están penalizando, observar a la competencia y aprovechar las oportunidades del mercado.

       

      Precio Auditoría SEO - 1

       

      ¿Por qué es tan importante?

      Este análisis permite a los auditores SEO comprender a la perfección la realidad de un proyecto online. Y con esta información, diseñar un plan que solucione los típicos problemas de rastreo o indexación. Así como el contenido de mala calidad o los derivados de una pésima red de backlinks.

      Además, se optimizarán todos los recursos disponibles. Y se trazará una estrategia a medio y largo plazo para que la web aparezca en las primeras posiciones de los buscadores. ¿El resultado? Aumentará su visibilidad, las visitas que recibe y por tanto las ventas de productos y servicios.

      En el polo opuesto, un negocio que no audita su web cada cierto tiempo va a limitar su crecimiento. Será más fácil que pierda su posición en el mercado y la confianza de potenciales clientes. Algo que sin duda aprovecharán otras empresas del sector.

       

      ¿Cómo se hace una auditoría SEO?

      Hay una serie de elementos que los profesionales del SEO tienen en cuenta a la hora de auditar una página web. Y, por norma general, se suelen subdividir en 5 categorías básicas: indexación, rastreo, contenido, optimización y backlinks.

       

      1- Indexación

      Una página web que no esté indexada no podrá ser rastreada por Google y otros motores de búsqueda. Y esto supone un enorme problema, ya que los usuarios no accederán a tu sitio de forma orgánica, solo si saben la dirección exacta. Es decir, que por mucho esfuerzo que pongas en tu proyecto, nunca recibirás las visitas necesarias.

      ¿Cómo garantizar la visibilidad? Pues con la ayuda de un auditor SEO y programas como Google Search Console, que facilita en gran medida la configuración del sitemap. ¿Y esto qué es? Para que te hagas una idea, un sitemap es una especie de lista de todas las URLs que contiene tu web.

      También permite crear un archivo Robots.txt, que sirve para indicarle a los buscadores las páginas que deben rastrear y posicionar. Así, evitarás que se posicione por ejemplo tu buzón de sugerencias. Y de paso, impedirás que otros usuarios descarguen contenido reservado.

       

      2- Rastreo

      Como acabamos de ver, sin indexar no tendrás visibilidad en Google. Y aquí es donde entran en juego las tareas de rastreo, que son indispensables para la indexación.

      En este sentido, un auditor SEO comprobará que no existe ningún problema que impida a la araña de Google (crawler) acceder a tu web. Y a continuación, posicionará solo las páginas relevantes para optimizar el tiempo de rastreo o Crawl Budget.

      También se encargará de analizar el tráfico orgánico con ayuda de herramientas como Google Analytics. De esta forma, establecerá tu posición real en el mercado y sabrá qué páginas reciben más vistas. No menos importante es el origen de los usuarios, que pueden llegar mediante publicidad, búsquedas directas, redes sociales y otros medios.

      Esta información es vital para detectar las fuentes de tráfico más convenientes para tu proyecto. Solucionar cualquier problema de rastreo del nuevo contenido. Y, como veremos a continuación, desarrollar entradas que sean más atractivas para tu target.

       

      Precio Auditoría SEO - 2

       

      3- Contenido

      Como bien sabes si estás familiarizado con el concepto de SEO, el contenido es el pilar más importante a partir del cual se desarrollan todas las estrategias. Por este motivo, el auditor SEO revisará el tipo de contenido de tu web. Detectará las entradas que más público objetivo atraen. Y elegirá las palabras clave que mejor posicionen para tu sector.

      Además, evaluará todas las publicaciones de tu web. Organizará el contenido mediante keywords, títulos o etiquetas. Y establecerá un plan de actualizaciones constantes para que ganes reputación. Así tu página se convertirá en un sitio de referencia para resolver dudas e informarse sobre temas de tu sector.

      De nuevo, Google Analytics se convertirá en el mejor aliado para esta tarea. Ya que permite organizar las entradas según el tráfico o el origen de los visitantes. ¿Y qué pasa con el contenido que no interesa? Pues podemos actualizarlo incorporando información de valor. O simplemente eliminarlo, no sin antes redireccionar la URL antigua a otra con la que tenga relación.

       

      4- Optimización

      Un sitio web con una arquitectura optimizada facilitará el rastreo y la indexación, al mismo tiempo que garantiza la experiencia de los usuarios. El auditor SEO se encargará de mejorar la usabilidad de la página, para hacerla más atractiva de cara a los visitantes. Y también la organizará, para que se pueda acceder a la información rápidamente.

      En este sentido, es indispensable aumentar la velocidad de carga y disminuir el nivel de profundidad de una web. ¿Y esto qué es? Pues básicamente, el número de clics que hay que hacer desde la página principal hasta llegar al contenido que le interesa al usuario.

      También hay que verificar los enlaces, que veremos con mayor profundidad más adelante. Y comprobar con ayuda de herramientas como Ahrefs los códigos del estado de tus URLs. Que son una respuesta estándar que los servidores proporcionan a los clientes y que certifica que todo funciona perfectamente.

      ¡Ah! No podemos olvidarnos del diseño responsive de la web, que debe garantizar total compatibilidad con dispositivos móviles como smartphones y tablets. Este punto es vital desde hace unos años para posicionarte en los buscadores.

       

      5 – Backlinks

      Los backlinks son los enlaces de páginas externas que redireccionan hacia tu web. Desarrollar una estrategia adecuada es vital para mejorar la autoridad y visibilidad de tu proyecto online. Y en este sentido, es igual de importante cuidar la cantidad como la calidad de los enlaces.

      Dicho de otra forma, disponer de muchos enlaces sin criterio solo va a conseguir que tu web sea penalizada por los buscadores. Algo que afectará a tu posicionamiento orgánico, provocará un descenso de las visitas y por tanto de las conversiones.

      Gracias a programas como Semrush, el auditor SEO podrá conocer datos tan importantes como el Authority Score. Que es la puntuación que Google otorga a los sitios que tienen una buena gestión de los backlinks. Además de la evolución de los enlaces entrantes, los dominios de referencia o el porcentaje de enlaces follow o nofollow.

       

      ¿Cuál es el precio de una auditoría SEO?

      Las auditorías SEO no son servicios estándar que puedan aplicarse a todos los proyectos por igual. Al contrario, el precio de una auditoría SEO depende de varios factores que vamos a ver a continuación.

       

      1- Situación de la web

      Para comenzar a establecer un presupuesto, un auditor SEO debe analizar la situación de partida de tu web. Hay una enorme diferencia entre trabajar con una página nueva, que con otra que lleva varios años en funcionamiento.

      Especialmente si el sitio online ha recibido penalizaciones de Google debido a malas prácticas del SEO. Que es lo que se conoce como técnicas Black Hat. En cualquier caso, encontrar los errores y solucionarlos elevará el precio.

       

      2- Tipo de CMS

      En la actualidad, casi todas las páginas web se crean a partir de gestores de contenidos o CMS, como es el caso del popular WordPress. Son herramientas muy útiles, ya que facilitan el desarrollo del diseño y la visibilidad en Google.

      Sin embargo, el nivel de complejidad de estos CMS varía en gran medida. Y resulta casi imposible especializarse en todos. Dicho de otra forma, realizar una auditoría SEO en el mencionado WordPress resultará más fácil que en otros CMS como Prestashop o Shopify. Y también más económico.

       

      Precio Auditoría SEO - 3

       

      3- Número de páginas

      Otro de los puntos más notables que influyen en el precio de una Auditoría SEO es el número de páginas de tu web. Es simple lógica, ya que al aumentar el tiempo de análisis también lo hace el coste del servicio.

       

      4- Objetivos de la web

      Finalmente, hablaremos de los objetivos de una página web, que casi siempre están estrechamente relacionados con el número de tareas a realizar. Por ejemplo, hacer una auditoría SEO en una página corporativa típica de empresa es relativamente sencillo.

      Mientras que las auditorías en comercios virtuales son mucho más complejas y requieren más tiempo. Especialmente cuando se trata de e-commerces de grandes dimensiones que tienen a la venta miles de productos.

       

      ¿Cuándo es necesaria una auditoría SEO?

      Como hemos visto, un auditor SEO se encarga de solucionar los errores de una página web y optimizarla. Lo que nos permite disfrutar de una mayor velocidad de carga. Más visibilidad en los motores de búsqueda. Y, en general, una excelente experiencia por parte de los usuarios.

      Todo esto se traduce en un incremento de visitas y conversiones a clientes finales, algo vital para cualquier negocio. Sin embargo, algunos emprendedores no tienen muy claro cuándo realizar una auditoría SEO.

       

      1- Proyectos sin página web

      ¿Debería contratar este servicio si mi proyecto aún no tiene página web? Sí, de hecho, estás ante el mejor momento para ello. Ya que tu sitio online será como un folio en blanco donde plasmar fácilmente todas las estrategias marcadas. Y al requerir menos tiempo, también será menor el precio de auditoría SEO.

      En este sentido, tu futura web será construida a partir de la tecnología más avanzada, que proporciona el máximo nivel de calidad. Estará diseñada para resultar atractiva a los usuarios y satisfacer sus necesidades. Y, por supuesto, optimizada para que aparezca en los primeros resultados de los buscadores.

      Te dejamos aquí un artículo para que sepas crear un sitio web con WordPress.

       

      2- Webs que acaban de empezar

      Otro de los momentos clave para realizar una auditoría SEO viene con el lanzamiento de un sitio online. A priori, es el servicio más económico de todos, ya que tenemos todas las ventajas de una web nueva sin tener que crearla desde cero. Especialmente, si no contiene muchas páginas y utiliza un CMS como WordPress.

      No obstante, elementos como el tamaño del sitio o el uso de tecnologías menos comunes pueden encarecer el servicio. Sin olvidarnos de lo saturado que esté nuestro sector, algo que requerirá un exhaustivo análisis de las principales empresas de la competencia.

       

      3- Webs que llevan varios años online

      ¿Tu web lleva online desde hace mucho tiempo y no tienes ni idea de cuál es su estado actual? Si no has realizado tareas de SEO con anterioridad, lo más probable es que su arquitectura interna sea un desastre. Puede que no cuente con títulos y meta descripciones. Y hasta que contenga contenido duplicado.

      En este caso, realizar una auditoría SEO es absolutamente necesario. Aunque sea un proceso complicado, que requiere mucho tiempo y por tanto incrementa el presupuesto. Si te quedas de brazos cruzados, tu web se verá afectada desde el punto de vista del posicionamiento. Y tu negocio irá perdiendo cada vez más clientes.

       

       

      ¿Cuánto dura una auditoría SEO?

      Como acabamos de ver, el precio de una auditoría SEO depende del número de tareas a realizar o su complejidad. La duración también está condicionada por estos términos, por lo que puede variar considerablemente.

      Por ejemplo, los trabajos de análisis puntuales pueden durar unos días. Las revisiones de webs de unas 10 páginas pueden tomar una semana. Mientras que realizar una auditoría completa a una web de más de 100 páginas se extiende normalmente hasta uno o dos meses.

       

      DataSEO, la herramienta perfecta generar informes

      En Atecnis, hemos implementado una fantástico software SEO para analizar sitios web. Con ella, podrás comprobar una gran cantidad de parámetros, para evaluar el estado actual de tu web. Además, podrás crear proyectos por dominios, exportar en PDF y filtrar según te interese. Te dejamos aquí un enlace para acceder a DataSEO.