Google Ads, antes conocida como AdWords, es la plataforma de publicidad de Google y toda su red de comerciantes asociados. Se trata de una excelente herramienta para acercarnos a nuestro target y aumentar la visibilidad en Internet. Aunque requiere de un constante ensayo y error para optimizar las campañas y sacarle el máximo rendimiento a la inversión. ¿Te interesa este tema? Pues entonces no te muevas del asiento, ya que en la entrada de hoy te explicamos a cómo usar Google Ads y así sacarle todo el provecho posible.

 

¿Cómo usar Google Ads? Crea tu cuenta 

El primer paso es crearte una cuenta Google Ads desde el sitio oficial, mediante tu propio correo de Gmail por ejemplo. Puedes utilizar tu cuenta de Google o crear una nueva. El proceso es muy sencillo, solo tienes que seguir las órdenes y no te tomará más de 2 minutos. Una vez completado, se abrirá una nueva página que nos permite crear nuestra primera campaña.

 

Establecer el presupuesto

Establecer el presupuesto es uno de los elementos más importantes a la hora de crear una campaña de marketing con Google Ads. Lo más recomendable es analizar el ratio de conversión de los usuarios a clientes finales, aunque si no tienes mucha idea sobre este tema siempre puedes usar los promedios y porcentaje de interacción que estás teniendo.

En este sentido, se estima que un 2,35% de las personas que visitan la publicidad acaban comprando finalmente un producto o servicio (depende del sector). Por lo que puedes usar este porcentaje para calcular el retorno de la inversión y los gastos que puedes afrontar para que la publicidad sea rentable.

 

Seleccionar el target

Ahora llega el turno de seleccionar al público objetivo, es decir, los usuarios a los que va especialmente dirigida tu campaña. De esta forma, los anuncios solo se mostrarán a las personas que hayan buscado una palabra clave relacionada con tu actividad o que vivan en una determinada ubicación geográfica. ¿El objetivo? Que los anuncios lleguen a un target concreto que está potencialmente interesado en lo que ofreces.

 

Elegir la red

Después de configurar la búsqueda avanzada, tenemos que elegir el tipo de red para nuestra campaña. Google Ads nos da a elegir entre Google Search Network, que coloca nuestros anuncios publicitarios en el SERP de Google. Y Display Network, que abarca cualquier tipo de web. ¿Cuál es la mejor opción?

Si es la primera vez que utilizas esta plataforma o tienes una pyme, sería buena idea que te decantaras por Google Search Network. Ya que los anuncios llegarán solo a los usuarios que han mostrado interés por el tema en los motores de búsqueda. Por su parte, Display Network tiene un menor coste por clic y grandes ventajas para el branding, pero carece de esa capacidad de enfocarse en un público específico y fuertemente interesado.

 

Palabras clave

Las palabras clave o keywords son los términos que los usuarios utilizan para buscar algún tipo de contenido, producto o servicio. Google Ads nos permite seleccionar un gran número de palabras claves en nuestros anuncios. Mientras mayor sea la cantidad, más búsquedas abarcaremos entre nuestros potenciales clientes.

Aprender cuáles son las mejores palabras clave es un proceso que toma bastante tiempo y que debe ser revisado regularmente, ya que las tendencias cambian de un mes para otro. ¿Estás un poco perdid@? Pues échale un vistazo a Google Trends, una plataforma gratuita que nos permite analizar los volúmenes de búsqueda de cada keyword y obtener datos muy interesantes.

 

Pujas y competencia

Google Ads funciona con un sistema de pujas. Es decir, que si varias empresas usan las mismas palabras clave, la que esté dispuesta a pagar más será la que vea su marca plasmada en los primeros resultados. Podemos elegir automatizar este proceso, para así maximizar las ganancias.

O bien hacerlo a mano, algo que requiere de cierta experiencia y el uso de aplicaciones como Google Keyword Planner. Durante tus primeras campañas, es mejor que automatices las ofertas hasta que te familiarices bien con ellas.

 

Diseñar el Anuncio

Finalmente, tenemos que diseñar un mensaje para que el anuncio sea muy llamativo e incite a hacer clic. Es una de las partes más complicadas del proceso y en la mayoría de los casos significa la diferencia entre el éxito o el fracaso. ¿Consejos? Sé breve y conciso, con un encabezado que no supere los 30 caracteres e que incluya la palabra clave principal.

Por su parte, el cuerpo debe contener unos 80 caracteres, ser totalmente claro y, si es posible, ir acompañado de alguna promoción o descuento. Cuando hayas terminado, haz clic en guardar y el programa te redigirá al proceso de pago. ¡Enhorabuena! Si has seguido todos estos pasos, acabas de crear tu primera campaña de publicidad en Google Ads.

Esperemos que te hayan servido los pasos sobre cómo usar Google Ads. ¡Ahora es tu turno!

Pin It on Pinterest