695 94 38 29 contacto@atecnis.com

      Los trabajadores son el principal activo de una empresa, por lo que es indispensable mantenerlos motivados en todo momento. De esta forma, realizarán las tareas de manera más eficiente en menos tiempo, estarán comprometidos al 100% y evitarás que se marchen aunque les ofrezcan mejores condiciones. Si quieres que tu plantilla dé el máximo cada día, en la entrada de hoy te vamos a mostrar algunos consejos que te resultarán muy útiles. ¡Vamos a ver cómo aumentar la motivación laboral!

       

      Elegir el mejor puesto

      Una de las tareas más importante del departamento de recursos humanos es conocer al detalle a sus trabajadores. De esta forma, podrán determinar el mejor puesto para cada uno de ellos según sus capacidades y aptitudes, evitando que los que están sobre cualificados se aburran y a los que le falta experiencia se sientan abrumados.

       

      Marcar metas realistas

      Tanto la propia empresa, como los departamentos específicos y cada trabajador deben tener muy claros sus objetivos y lo que se espera de ellos. Por supuesto, las metas deben ser realistas, pero lo suficientemente ambiciosas como para permitir la competitividad en el mercado. Y en caso de cumplirlas, es aconsejable que el empleado obtenga una recompensa como unos días libres o ingresos extra.

       

      Formar parte de un todo

      Un empleado rinde más si se siente parte de la empresa, especialmente cuando se trata de un recién llegado. En este sentido, hay mantener un excelente ambiente en la oficina para generar positividad y facilitar el trabajo en equipo. Y también escuchar las distintas opiniones y tenerlas en cuenta en el futuro.

       

      Valorar tu capital humano

      Será mucho más fácil que los trabajadores se sientan identificados con tu negocio si los valoras en su justa medida. Por supuesto, el salario es muy importante, pero hay otros aspectos que aportan valor y que no debemos descuidar. Como por ejemplo la flexibilidad laboral para conciliar con la vida familiar, la cada vez más extendida modalidad de teletrabajo o los ascensos por méritos propios.

       

      Formación constante

      Y ya que mencionamos los ascensos, se trata de una de las principales motivaciones para muchos empleados, debido al aumento del salario y la mejora en la posición de la empresa. Para ello, además de experiencia se requerirá una formación constante que debes facilitar en todo momento.

       

      Condiciones óptimas de trabajo

      Nada desmotiva más a un trabajador que estar en un lugar de trabajo que no reúne las mejores condiciones, como unas instalaciones deficientes o la falta de ordenadores con software avanzado. También son muy importantes las zonas de descanso, que deben contar con sofás cómodos, televisión, microondas y cafetera para desconectar en el tiempo libre.

       

      Inspiración y liderazgo

      Además de elegir una plantilla con las capacidades técnicas y mentales adecuadas, es indispensable que ejerzas una labor de liderazgo que fomente la cooperación y sirva de ejemplo e inspiración. Para ello, es clave que conozcas lo que realmente motiva a cada empleado para satisfacer sus expectativas.

       

      Ser productivos sin estar estresados

      Aunque tu objetivo es crear un ambiente que propicie la competitividad y la producción, resultará contraproducente que presiones demasiado a tus empleados. Y nunca será buena idea que los amenaces con bajarles el sueldo o perder su puesto. No es cuestión de agobiarlos, sino de dar con la tecla exacta para que ellos mismos asuman la responsabilidad y decidan dar el paso adelante. Aquí tienes una serie de técnicas para reducir el estrés laboral.

       

      Ahora ya sabes cómo aumentar la motivación laboral y sacar el máximo rendimiento posible en el trabajo. Esperemos que tengas en consideración los puntos indicados y así alcances un mayor grado de motivación.