695 94 38 29 contacto@atecnis.com

      El marketing de contenidos es esencial si queremos mejorar el posicionamiento de nuestra página web. Y aunque algunos usuarios piensan que cualquier persona es capaz de escribir, en realidad se trata de una tarea que requiere habilidades específicas y un profundo conocimiento de Internet. ¿Quieres saber si das la talla? ¿Estás buscando redactores para tu proyecto? Pues no te pierdas nuestra entrada de hoy, ya que vamos a hablar de las características de un buen redactor.

       

      1- Domina la ortografía y la gramática

      Los redactores profesionales dominan por completo la ortografía, la gramática y la sintaxis, por lo que son capaces de desarrollar textos coherentes que resultan muy cómodos de leer. Esto no es algo que se consiga de la noche a la mañana, ya que es necesario una predisposición innata, formación y mucha práctica.

       

      2- Es una persona creativa

      Muchas personas escriben sin errores gramaticales, pero carecen de la creatividad suficiente para desarrollar textos originales. Por este motivo, utilizarán tópicos y frases hechas, no aclararán bien los conceptos o se dirigirán a su target en un tono inadecuado. Por el contrario, un buen redactor tendrá la habilidad de volver ameno incluso el tema más árido.

       

      3- Puede escribir sobre diversos temas

      Aunque el conocimiento siempre es limitado, los redactores han aprendido con el tiempo a documentarse sobre los temas más diversos. Saben dónde buscar en Internet y utilizan solo webs de relevancia para proporcionar información veraz. Además, muchos están al día sobre los temas en los que son especialistas, como por ejemplo el mundo de la moda o las novedades tecnológicas.

       

      4- Se adapta a tus necesidades

      Para que una campaña de contenido tenga éxito, el redactor debe ser consciente de tus metas y no desviarse de ellas. Por ejemplo, escribirá de forma muy objetiva cuando se trate de contenidos de PR, mientras que su estilo se volverá mucho más persuasivo en el caso de una página de aterrizaje de conversión.

       

      5- Sabe cómo funciona el SEO

      Imaginemos que se te da bien escribir, sabes dónde documentarte y tus entradas son muy interesantes, pero eso no servirá de nada si nadie te lee. ¿Cómo solucionarlo? Pues conociendo cómo funciona Internet, las técnicas SEO y el posicionamiento web. En este sentido, los redactores seleccionarán las mejores keywords para que tu entrada aparezca en los primeros resultados de los motores de búsqueda. Por lo que será mucho más sencillo que alguien haga clic en el enlace. Es otra de las grandes características de un buen redactor.

       

      6- Mantiene una constancia

      No es lo mismo escribir ocasionalmente para un blog personal que producir un elevado volumen de textos cada semana. ¡Y además de temas muy diversos! A todos los rasgos que hemos mencionado hay que sumar la organización y la disciplina, elementos básicos para cumplir con los tiempos de entrega y conciliar la vida laboral con la familiar. Especialmente cuando se trabaja desde casa, que suele ser una fuente constante de distracciones.